jueves, 10 de noviembre de 2011

Temeridad y malicia - Procedencia

Si el demandado prosiguió ocupando el inmueble durante aproximadamente un año y medio, luego de que se le reclamara fehacientemente su devolución, todo ello con la asistencia letrada de su abogado patrocinante, no cabe duda alguna que frente a lo expresamente dispuesto por el art. 1622 del C. Civil, que restaba toda legitimidad a su pretensión, dicha conducta, tanto la del demandado como la de su abogado, merece la sanción prevista por el art. 45, C.P.C.C.. Siendo irrelevante en este caso la diferencia de concepto que existe entre temeridad y malicia, ya que ambas tienen un denominador común: la mala fe de quienes la realizan (S.C.B.A., en "D.J.B.A.", 140-1555). Y el monto de la multa será del cinco (5) por ciento del valor del pleito, el cual -por tratarse de un juicio de desalojo- es el que corresponde a dos años de alquileres actualizados al 31/III/91 (art. 40, dec-ley 8904/77). CCI Art. 1622 ; CPCB Art. 45 ; DLEB 8904-1977 Art. 40 CC0203 LP, B 71965 RSD-266-91 S 12-11-1991 , Juez PERA OCAMPO (SD) CARATULA: Sala, Serafín c/ Miscoria, Juan Carlos y otros s/ Desalojo MAG. VOTANTES: Pera Ocampo - Pereyra Muñoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario